El propio Richard Linklater comentó:

Las personas solo me cuentan cómo vinculan la película a su vida. ‘Ay, mi hija se acaba de ir a la universidad o mi hijo acaba de irse’ o ‘me acabo de ir a la universidad. Vi tu película y tuve que llamar a mi mamá para decirle que entiendo qué está viviendo’. Todos pasamos por el mundo atrapados en nuestra propia historia, nuestro punto de vista. Pero una película puede hacernos ver los puntos de vista de los demás; ese es el poder de la narración.

9. Las horas del verano, de Olivier Assayas (2009)

Las horas del verano

Manohla Dargis señala:

El filme también te atrae porque todo en él es tan hermoso y francés de una manera tan despreocupada: la gente, las casas, las decoraciones, los jardines. Las horas del verano es sobre la muerte, la vida, la impermanencia (y el cine), pero también es sobre ser francés.

10. Zona de miedo, de Kathryn Bigelow (2009)

Zona de miedo, de Kathryn Bigelow (2009)

La directora, Kathryn Bigelow, comenta:

Dolorosamente, la guerra de Irak no fue suficientemente reportada en su momento. Vi a la película como una forma de periodismo, al sentir que se necesitaba más información sobre este combate tan controvertido.

11. Balada de un hombre común, de Joel y Ethan Coen (2013)

Balada de un hombre común, de Joel y Ethan Coen (2013)

Los críticos del NY Times explicaron su decisión:

Al final elegimos el drama de Balada de un hombre común… por el gato. Por la circularidad astuta de la trama. Por la banda sonora. Por los ojos tristes de Oscar Isaac y su manera competente de tocar la guitarra. Si es un mal juicio y nos equivocamos, bueno. Eso es justo lo que hacen las personas en las películas de los Coen.

12. Timbuktu, de Abderrahmane Sissako (2015)

Timbuktú, de Abderrahmane Sissako (2015)

Manohla Dargis:

La silenciosamente devastadora Timbuktu te agarra en cada escena. Se desenvuelve en el presente en la ciudad maliense del mismo nombre poco después de la llegada de un grupo islamista que impone la sharía en la población que se resiste. Al principio la historia no parece tener un protagonista o un foco. En cambio, el director Abderrahmane Sissako nos muestra diversos momentos de indignación, lo que le permite crear un mosaico de las personas bajo asedio.

13. En Jackson Heights, de Frederick Wiseman (2015)

La directora Ava DuVernay, comenta al respecto de la obra de Wiseman:

Vi High School en la universidad, en UCLA, y quedé absorta. Por la forma, la intimidad. Gente contra las instituciones. Es fascinante cómo encuentra esta intimidad entre lo épico y el que hay vida en estos sistemas que parecen no tenerla. Cómo mueve la cámara y cómo logra que lo que le interesa te interese a ti también aunque no sabías que lo haría si no hasta que lo viste.

14. L’ Enfant, de Jean-Pierre y Luc Dardenne (2006)

A. O. Scott:

Esta película está hecha para escribir tesis sobre el cristianismo, el colapso del socialismo en Europa, el valor de usar una cámara con fotografía que tiembla y tantas cosas más.

15. White Material, de Claire Denis (2010)

White Material, de Claire Denis (2010)

El actor Robert Pattinson manifiesta:

Al ver las actuaciones en sus películas se siente la libertad que le da a sus actores. Crea un mundo entero para que estos se desenvuelvan. Y creo que tener parámetros tan abiertos para captar ciertas cosas significa que sus películas se crean a partir de una cantidad cada vez mayor de detalles en vez de un solo impulso narrativo. Sus películas se sienten como olas que empiezan a crecer para luego romper contra la arena.

16. Munich, de Steven Spielberg (2005)

Múnich, de Steven Spielberg (2005)

Los dos críticos comentan:

Es un thriller con preguntas éticas muy ambiguas: ¿qué tan fácil es cruzar la línea entre la justicia y la venganza? ¿Cómo puede sobrevivir la decencia humana cuando se lucha contra el fanatismo? Son preguntas que siguen vigentes, como la película que las plantea.

17. Three Times, de Hou Hsiao-hsien (2006)

Three Times, de Hou Hsiao-hsien (2006)

El aclamado director Barry Jenkins señala:

Hou Hsiao-hsien está más allá del cine. No por su forma o su rigor, sino por la calidad sinestética de su trabajo. Logra evocar sentimientos tanto como los estilistas a quienes consideramos grandes autores, pero lo hace de una manera más delicada.

18. Los espigadores y la espigadora, de Agnès Varda (2000)

Los espigadores y la espigadora, de Agnès Varda (2000)

A. O. Scott:

La directora es la espigadora del título, se incluye a sí misma como parte de la tribu informal. Colecciona imágenes y anécdotas que de otro modo sería fácil ignorar y el resultado es un documental difícil de describir pero imposible de olvidar.

19. Mad Max: Furia en el camino, de George Miller (2015)

Los dos críticos explican:

La mejor película de acción de este siglo es Mad Max: Furia en el camino. Si necesitan saber por qué: George Miller es un coreógrafo del caos de la vieja escuela, favorece los efectos prácticos sobre los digitales. Y el filme transporta ese ingenio antiautoritario y punk de las primeras películas de la serie a esta nueva era.

20. Luz de luna, de Barry Jenkins (2016)

Manohla Dargis:

Parte de la genialidad del filme es cómo se desenvuelve la estructura narrativa. La empatía sigue en el segundo capítulo, cuando es un adolescente víctima de acoso y cuya relación sexual con un amigo se vuelve su secreto y el nuestro. En el tercer capítulo es un hombre fuerte y musculoso que usa su masculinidad como una armadura.

Luz de luna es una película de arte, pero también es un acto de resistencia contra las imágenes ofensivas y degradantes de la masculinidad entre la comunidad negra.

21. Wendy y Lucy, de Kelly Reichardt (2008)

Wendy y Lucy, de Kelly Reichardt (2008)

Michelle Williams, protagonista de esta película, dice:

Los personajes de Kelly no están obligados a explicarse, es cosa de entrenarte para escucharlos y verlos para conocerlos. Ver sus películas no es como acostarse con alguien que conoces después de la primera cita; es como para decirle que quieres tener un poco más de tiempo para conocerlos y absorberlos.

Le interesan muchos géneros, pero la parte fundamental siempre es: ¿cómo se relacionan estas personas? ¿Cómo sobreviven?

22. I’m not there, de Todd Haynes (2007)

I'm not there, de Todd Haynes (2007)

A. O. Scott:

Esta película sobre Bob Dylan no es biográfica. Es un ensayo extendido sobre lo que significa Dylan y seis actores – entre ellos Richard Gere, Cate Blanchett y Heath Ledger – interpretan facetas de el cantautor y ahora ganador del Premio Nobel de Literatura. Es un poema, es un filme, es una representación fiel de varias de las canciones y del misterio que rodea a quien las escribe y canta.

23. Luz silenciosa, de Carlos Reygadas (2007)

Luz silenciosa, de Carlos Reygadas (2007)

Manohla Dargis:

En Luz silenciosa, el director mexicano hace más que contar una historia religiosa; te invita a entrar a un mundo lleno de gracia y maravilla que es tan hermoso que la película misma se convierte en una suerte de rezo. La narrativa es mínima, la fotografía es abundante.

24. Eterno resplandor de una mente sin recuerdos, de Michel Gondry (2004)

Eterno resplandor de una mente sin recuerdos, de Michel Gondry (2004)

Los críticos del NY Times dicen:

Eterno resplandor de una mente sin recuerdos es una canción de pop que quieres escuchar una y otra vez, con un elenco en su cumbre. Los amantes son Jim Carrey y una Kate Winslet con cabello anaranjado; salen Kirsten Dunst y Elijah Wood, Tom Wilkinson y Mark Ruffalo. El guion de Charlie Kaufman es una mezcla perfecta de sensibilidad y cinismo, y se combina con el ingenio extravagante de Michel Gondry.

Lo único mejor que verla de nuevo sería borrarla de tu memoria y redescubrirla como si fuera la primera vez.

25. Virgen a los 40, de Judd Apatow, 2005

Manohla Dargis:

Cuando se estrenó, no tenía idea de que era una película que definiría esa masculinidad atrofiada o que el director se convertiría en un nuevo referente de la comedia. Esperaba algunas bromas, pero no escenas de depilación de pechos y de tocar la tuba en solitario; definitivamente no algo con tanto sentimiento. La imagen del personaje interpretado por Steve Carrell, Andy, pintando sus soldados de colección encapsula los temas y la visión tan conmovedora de una pequeña tragedia.

Loading...